top of page
  • Writer's picturePatricia Tarre Moser

Principio Pro Persona en Derechos Humanos

El principio pro persona es un criterio interpretativo que establece que debemos interpretar las normas de derechos humanos de la forma que más proteja a la persona. Este principio tiene dos reglas principales.




La interpretación que más proteja a la persona


La primera regla es que cuando tenemos una norma que puede interpretarse de dos maneras, tenemos que preferir la interpretación que más proteja a la persona. Por ejemplo, el artículo 23 de la Convención Americana establece que:


“Todos los ciudadanos deben gozar del derecho y tener la oportunidad de participar en asuntos públicos”.

Esta norma podemos interpretarla de dos maneras. Por un lado, podemos asumir que ese “todos los ciudadanos” se refiere a todos los ciudadanos hombres y entonces asumir que son todos los hombres que sean ciudadanos de un país quienes tienen derecho a participar en asuntos públicos.


La otra manera es asumir que “todos los ciudadanos” se refiere a un plural que incluye tanto a hombres como a mujeres, y por ende, tanto hombres como mujeres tienen derecho a participar en asuntos públicos.


Esta segunda interpretación, que incluye a hombres y a mujeres, es más acorde con la protección de derechos humanos. Entonces, aplicando el principio pro persona, tenemos que interpretar que el artículo 23 incluye tanto a hombres como a mujeres.


Incluso, el principio pro persona se solía llamar principio pro homine, pero para evitar tener que aplicarle el principio pro persona al principio pro persona, ahora se le conoce con ese nombre.


La interpretación que más favorezca a la persona


La segunda regla del principio pro persona es que cuando tenemos dos normas que son aplicables, debemos preferir aplicar la norma que más favorezca a la persona.


Esto implica que si las leyes de un estado son más protectoras que los tratados internacionales, se tienen que aplicar las leyes del estado. Por ejemplo, la Convención Americana permite la suspensión de ciertos derechos en emergencia. Si hay un estado que no permite la suspensión de derechos en emergencia, entonces en ese estado el principio pro persona requiere que no se puedan suspender derechos, a pesar de que la Convención Americana sí lo permite. Como el derecho interno es más protector, se va a aplicar el derecho interno.


Esta regla también implica que cuando tenemos un tratado internacional que es más protector que otro tratado internacional, vamos a aplicar el tratado internacional que sea más protector. Por ejemplo, la Convención Americana permite que se aplique la pena de muerte en aquellos países que permitían la pena de muerte cuando ratificaron la Convención Americana. Si uno de esos países luego ratifica un tratado internacional que prohíbe la pena de muerte, entonces a pesar de que la Convención Americana le permitía aplicar la pena de muerte, ahora por el principio pro persona debemos aplicar este otro tratado que prohíbe la pena de muerte.

Principio Pro Persona en el Sistema Interamericano


En el Sistema Interamericano, el principio pro persona está establecido en el artículo 29 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, el cual establece los criterios de interpretación de la propia Convención Americana.


Artículo 29.- Ninguna disposición de la presente Convención puede ser interpretada en el sentido de:

a) permitir a alguno de los Estados Partes, grupo o persona, suprimir el goce y ejercicio de los derechos y libertades reconocidos en la Convención o limitarlos en mayor medida que la prevista en ella;

b) limitar el goce y ejercicio de cualquier derecho o libertad que pueda estar reconocido de acuerdo con las leyes de cualquiera de los Estados Partes o de acuerdo con otra convención en que sea parte uno de dichos Estados;

c) excluir otros derechos y garantías que son inherentes al ser humano o que se derivan de la forma democrática representativa de gobierno, y

d) excluir o limitar el efecto que puedan producir la Declaración Americana de Derechos y Deberes del Hombre y otros actos internacionales de la misma naturaleza.


Este principio es sumamente importante cuando hablamos de control de convencionalidad porque se va a exigir hacer control de convencionalidad cuando los estándares internacionales sean más protectores que los estándares internos.


Si quieres saber y entender un poco más de qué es esto del control de convencionalidad, te recomiendo este blogpost donde lo explico de manera muy sencilla.



42 views0 comments

Kommentarer


bottom of page