top of page

Responsabilizar a empresas de armas por daños

Patricia Tarre Moser

9 feb 2024

México está demandando a empresas de armas en Estados Unidos por los daños que sufre ante el tráfico ilegal de estas armas a México.




Para escuchar el episodio completo dale click aquí


México está demandando a empresas de armas en Estados Unidos por los daños que sufre ante el tráfico ilegal de estas armas a México, daños directos que van desde muertes y lesiones para personal gubernamental hasta daños indirectos como pérdida de turismo por alerta de violencia.


Hablaremos sobre la llamada ley de inmunidad que por muchos años ha sido una protección procesal para la industria de las armas en Estados Unidos y cómo el gobierno de México ha logrado superar esta protección alegando responsabilidad civil por daños por la venta y exportación de armas de fuego sin licencia.


Este podría ser un precedente importante para desarrollar los estándares de debida diligencia que estas empresas de armas deben seguir para evitar violaciones a derechos humanos dentro y fuera de su territorio.


Invitado de hoy

Alejandro Celorio Alcántara


Entrevistaré a Alejandro Celorio Alcántara, consultor jurídico de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, quien conoce de primera mano esta demanda y el proceso que lleva en los tribunales de Estados Unidos.


Puedes seguir a Alejandro en @acelorioa 


¿Qué vas a aprender hoy?


  • La estrategia legal implementada por México para darle solución al tráfico ilegal de armas

  • La importancia de la debida diligencia de las empresas en materia de derechos humanos

  • Cómo este tema seguirá desarrollándose en la OC de la Corte IDH sobre empresas de armas y derechos humanos


Recursos



Transcripción

Patricia: ¡Hola! Pues muchísimas gracias por conectarte el día de hoy. Mi nombre es Patricia Tarre y esto es Estudia Derechos Humanos, una plataforma educativa en línea donde tenemos cursos del sistema interamericano y de derecho Internacional público y además hacemos este tipo de conversaciones sobre temas que están en relevancia actual en derechos humanos o derecho internacional público. 


Y esto último es lo que nos trae aquí el día de hoy, porque vamos a estar hablando de una iniciativa que está emprendiendo el gobierno mexicano de demandar a empresas de armas en cortes estadounidenses por el daño sufrido por México que causan estas armas cuando son traficadas a México. Y para eso estoy aquí con Alejandro Celorio, quien es Consultor Jurídico de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México. Qué tal Alejandro, ¿Cómo estás? Muchas gracias por estar aquí.


Alejandro: Hola Patricia, muy bien muchas gracias. Muy contento de poder platicar con usted. 


Patricia: Qué bueno! Muchísimas gracias. Bueno, Alejandro, de una vez empiezo por preguntarte ¿qué son estas demandas? ¿qué está presentando México en cortes estadounidenses?


Alejandro: Pues quizás te sorprenderán, pero en México se estima que entran casi 1/4 de millón de armas de manera ilícita. De manera que el 70% de estas armas son decomisadas en manos de criminales, son rastreadas a México. Estas armas no tendrían que existir en México en manos de civiles. Entonces, ¿qué hacemos nosotros? En esta idea de emprender acciones que no signifiquen responder a la violencia con más violencia, es decir a la fuerza del crimen organizado con más fuerza por parte del Estado. Exploramos que opciones teníamos a nuestra disposición en los Estados Unidos, en donde está muy desarrollado el derecho de daños – tort law y la debida diligencia de quienes comercian estos productos. 


Entonces, nos unimos a un esfuerzo ya de muchos años y algunas ciudades estadounidense  argumentaron que el tráfico de armas facilitado activamente por estas empresas por su negligencia. Es decir, estas empresas que producen, distribuyen, lo hacen de manera descuidada, irresponsable y negligente, y esto facilita su tráfico. Entonces alguna ciudades como Los Ángeles, Boston, Chicago… en Estados Unidos trataron de demandar a la industria de las armas diciendo “bajo el tort law – derecho de daños, tu acción u omisión nos está causando daños. 


Nosotros nos planteamos esta idea y nuestro abogado, Dr. Jonathan Lowe, y presentamos una primera demanda en el 2021 contra ocho empresas, las más conocidas, con un argumento muy sencillo, lo que hacen en su forma de comerciar producto de mercadearlo o de promocionarlo, su falta de auto regulación, de cuidado de su línea de distribución y due diligence que uno esperaría de una industria que vende productos tan peligrosos, está facilitando el tráfico ilícito de sus arma que te venden en el mercado ilícito en Estados Unidos pero que facilita su tráfico hacia México.


Y en México nos está costando un daño, como gobierno estamos demandando nosotros como gobierno de México, bien tenemos en mente a la víctimas por supuesto, por estrategia y para poder tener standing y legitimación procesal activa, quisimos demandar como gobierno, porque será para nosotros como gobierno mucho menos complicado poder presentar evidencia puntual de daño sufrido. Para las víctimas el argumento hubiera sido mucho más difícil. 


Pero nosotros sufrimos un daño, como gobierno de México, daños directos que es desde muertes y lesiones para personal gubernamental, militar, policial y daños inmuebles a nuestros vehículos, aeronaves… Y daños indirectos, pongo un ejemplo para ilustrar, cada vez que hay una alerta de viaje por parte del gobierno Estados Unidos, porque hay violencia en ciertas zonas de México, violencia armada, pues nosotros dejamos de percibir un ingreso por impuestos, por turismo y eso es un daño que sufrimos.


¿Qué estamos buscando con esta demanda? Por supuesto, no es escapar de nuestra obligación de aduana, una frontera muy cuidada, decomisar, y de perseguir a criminales. Pero queremos que las empresas rindan cuentas, hay un eslabón perdido en la dinámica de la prevención del tráfico ilícito de armas. El gobierno de Estados Unidos hace su trabajo, el gobierno de México hace su trabajo y las empresas no hacen nada para o no han hecho nada para evitar que sus productos lleguen a México. 


Concluyo en esta breve presentación solo llamar la atención, esto tiene una referencia a los Principios Rectores de Derechos Humanos y Empresas, donde habla de que las empresas – son expectativas, no son vinculantes aún – una expectativa de que las empresas tendrían que analizar, evaluar el riesgo y tratar de mitigar el impacto en los derechos humanos. Eso es lo que nosotros pedimos, que las empresas evalúen, piensen dónde están sus productos y si están en México, esto lo vemos por la información del número de serie rastreable del lugar del crimen hasta el lugar de fabricación y venta, pues que las empresas se preguntaran yo no quiero que mi producto esté en mano criminal, tendría que estar pensado para actividades lícitas. Tendría que hacer algo para evitar, sin que nadie se lo pida, para evitar que el producto llegue a manos equivocadas. Y por eso lo estamos llevando a corte, porque no lo están haciendo de manera voluntaria. Nosotros pedimos que rindan cuentas y que modifiquen sus prácticas comerciales. 


Patricia: Y una pregunta ¿por qué la demanda se inicia en Estados Unidos? 


Alejandro: Analizamos en su momento en qué foro lo podríamos realizar. Si nosotros hubieramos demandado en México donde no está desarrollado aún la materia en materia y jurisprudencia en materia de responsabilidad civil por daños, no lo pudimos haber hecho ¿pero qué anticipabamos? Que las empresas demandadas dijeran “las cortes mexicanas están sesgadas” y “las cortes mexicanas son corruptas” o simplemente que se le notificara después de un proceso bastante complicado de notificación por carta rogatoria ,que no se presentarán en juicio y bueno, favorable obtener un resultado, una decisión en rebeldía. Y después ¿cómo ejecutamos esto? Era quizás pedirle a aun juez estadounidense, pero lo importante, además de que estamos buscando una compensación que es importante como estrategia, pero no es lo más relevante, lo importante es que modifiquen sus prácticas comerciales y para eso necesita la fuerza de un juzgado de orden público. Si la orden hubiera sido de un juez mexicano o de un juez de otro país sería muy difícil.


Es por eso que vamos a demandarlos y lo hacemos en Massachusetts. uno pensaría, bueno, ¿por qué no en Texas? Donde están la mayoría de las tiendas. Pues en Massachusetts, es donde crecen más porque es donde está el oficina central de Wesson y de otras empresas y que tienen todas ellas un nexo comercial con Massachusetts, lo que le jurisdicción a la Corte Federal de Boston para llevar este caso. Tiene un componente adicional, analizamos bien los circuitos de apelaciones, sus perfiles, precedentes y el Primer Circuito de Apelaciones, también ubicado en Boston, tiene precedentes que estimamos favorables. Y así fue, entonces, de manera estratégica, elegimos Boston, Massachusetts, como el foro para esta primera demanda. Tenemos una segunda en Tucson, Arizona. 


Patricia: Okay claro, entonces entiendo que como el objetivo es el cambio de prácticas, bueno, la compensación, pero también el cambio de prácticas que ocurren en Estados Unidos, por eso era más conveniente, entre otros motivos para que se supervise, digamos, que se cambien esas esas prácticas que están permitiendo el tráfico a México, ¿no? Okay, ahora, Alejandro, entiendo que una gran barrera que hay y quizás nos puedes hablar un poco más de esto es la inmunidad legislativa, que existe en Estados Unidos con respecto a las empresas de armas. Quizá nos puedas explicar un poquito. 


Alejandro: Sí, en el año 2004/2005 se venció una prohibición de fabricación y venta de armas de asalto o armas estilo militar. Cuando se elimina esta prohibición aumenta la producción y venta de armas estilo militar. Paralelo el lobby de las armas en Estados Unidos logra que el Congreso apruebe esta ley de inmunidad que parece lograr encontrar una unidad que le de tal grado de protección procesal contra responsabilidad civil por daños, dice la ley se le llama PLACA por su acrónimo en inglés desde la ley de la protección del comercio de armas, que las empresas o quienes estén involucrados en el comercio de armas no pueden ser responsables bajo responsabilidad civil, salvo algunas excepciones.


Pero básicamente únicamente uno lo puede demandar si le explota el rifle en la cara por una fabricación inteligente o si el arma no funciona como debería funcionar y pareciera broma pero si el arma no dispara como quisiera uno, los podríamos demandar. Entonces tiene una serie de excepciones que han sido muy difíciles de superar. Entonces esta inmunidad de casi 20 años le ha permitido a la industria de las armas escapar de acciones legales en busca de que rindan cuentas por su posible responsabilidad civil. Repito, no cuestiones penales. 


Cuando vemos tantos tiroteos en Estados Unidos los usualmente afectados o los familiares de las víctimas buscan demandar, esa es la dinámica judicial en los Estados Unidos. En esta cultura de demandas por daño, yo voy a demandar y alguien va a tener que responder. ¿Cuál es el objetivo de estas demandas civiles por daños? Pues cambios en las prácticas comerciales. Así es como se han ido desarrollando muchas de las políticas de prevención de daño o de mejoras en la industria de los automóviles. Pues esta ley de inmunidades en las demandas civiles, las acciones, es una inmunidad procesal donde por esta ley se desechan las demandas en primera instancia. Nosotros logramos superar esta demanda rucurriéndola.


Patricia: Porque justamente esto era lo que en primera instancia se había perdido y ahora se revirtió en la decisión que se notificó recientemente. ¿Cierto?


Alejandro: Es así, una de las defensas que presenta una de las empresas demandadas, no hablan de foro no conveniente, o se lo reservan, yo creo que eso lo van a utilizar ahora, pero hablan de que la Corte no tiene jurisdicción sobre el caso, que nosotros no podemos demandar en ese foro e invocan la ley de inmunidades. El juez de primera instancia, el juez Federal, señala, es muy bonito el lenguaje que utiliza “por más empatía que yo pudiera tener con la causa, con lo que está viviendo México, estoy atado de manos, obligado por la ley de inmunidad”. Entonces dice, no me meto a fondo, tengo que desechar esta demanda por la ley de inmunidad.


Apela el Gobierno México y el 22 de enero recibimos la decisión por unanimidad del panel de tres jueces de la Corte de Apelaciones del Primer Circuito señalando que México sí puede demandar, que el litigio puede iniciar, revierte la decisión de la primera instancia, regresa el caso para que el juez de una instancia federal, tenga que programar ya el juicio, la etapa de producción de evidencia, el discovery… Ahora faltan muchos obstáculos que superar, pero eso es básicamente el resultado de la decisión de apelación. 


Patricia: Y ¿cuál fue el argumento? Digamos, para poder superar esta primera barrera? 


Alejandro: México presenta dos argumentos. El segundo, dividido en dos. El primero es que la ley de inmunidades no tiene efectos extraterritoriales. Nosotros argumentamos que según los precedentes judiciales de Estados Unidos, si el Estatuto o la ley no establece de manera clara y expresa que tiene efectos extraterritoriales no debe existir una presunción de extraterritorialidad. Por lo tanto, señalamos que esta ley no protege por daños sufridos fuera de la nación estadounidense. 


El razonamiento de la Corte de Apelaciones está en el sentido de que si cubre esta ley de inmunidad, sí cubre las actividades de las empresas, no tanto por donde se ocurre el daño, sino donde se materializa la actividad de las empresas. Entonces en ese primer argumento México pierde y pasamos al segundo argumento que es invocar la excepción, es decir, si PLACA va a aplicar. Entonces invocamos dos excepciones, una de ellas es la prohibición. Dice la excepción a PLACA que las empresas no pueden gozar de inmunidad si violan leyes estatales o federales. Nosotros señalamos que están violando el federal que prohíbe el comercio de ametralladoras o armas automáticas o fácilmente modificables.


El en la Corte de Apelaciones, no coincide con México, con el Gobierno de México y señala que no es así, que no hay una violación en esta prohibición de comerciar ametralladoras. Y dentro de esta excepción está la cuestión de que las empresas no pueden gozar de inmunidad si violan leyes estatales. Y lo que establece la Corte de Apelación que coincide con México es que al facilitar el término utilizan es – Ayudar e incitar – la venta sin licencia de armas de fuego y la exportación sin licencia de armas. Entonces, la ley que se viola es la prohibición de exportar armas de fuego sin licencia y la prohibición de vender armas de fuego sin licencia.


Entonces, ¿cuál es el argumento de la Corte de Apelaciones? Que cuando la empresa sabe que su distribuidor envía armas a un punto de venta, que le va a vender a un prestanombres y que ese prestanombres se las va transmitir o traficar al crimen organizado, en esa cadena alguien está vendiendo sin licencia, un punto. Un segundo punto, al salir de México esa arma de fuego está siendo exportada, o sea el tráfico no solo es tráfico ilícito, sino que es exportación sin licencia. Y por eso dice la Corte de Apelación que se viola la prohibición de exportación o venta de armas sin licencia. Por lo tanto, PLACA puede ser superada, puede iniciar ya el juicio.


Patricia: Entonces, para aclarar dos cositas. Alejandro aquí. Entonces como ese fue el argumento que utilizó la Corte, significa que la prohibición sería con respecto a todas las armas, no solo las ametralladoras, sino todas las armas de fuego. 


Alejandro: Sí, todas.


Patricia: Ok, ok. Y luego la segunda pregunta. Ahora entiendo que entraron ya a la etapa de juicio. ¿Aquí aún no hay discusiones de la aplicación o no de la inmunidad o eso ya se superó?


Alejandro: Ya está superada la inmunidad. Y ese es el resultado histórico de este esfuerzo, que es la primera vez que una Corte Federal de Apelaciones, hay una decisión en la que se supera esta ley. El segundo elemento histórico, es la primera vez que un gobierno logra demandar, superar la ley puede demandar también a empresas que fabrican. Y en parte la resolución de Apelaciones reconoce el derecho, eso es importantísimo para la adopción, cada país podrá tomar sus decisiones, pero la Corte de Apelaciones establece que un gobierno, un gobierno, una soberanía extranjera puede demandar a la industria de las armas y potencialmente obtener una indemnización por daño. Eso me parece la parte más relevante porque abre la puerta a que otros países que lo consideren, puedan iniciar demandas civiles por daño. 


Patricia: Claro, importantísimo, porque México no es el único país de la región donde las armas que utiliza la delincuencia organizada son de Estados Unidos, eso pasa en muchos otros países. Entonces, claro, brinda esta oportunidad. Y entiendo entonces ahora que también tienen otra demanda ¿esta también es contra empresas de armas o contra tiendas?


Alejandro: Esta es contra tiendas. La de Boston, primera demanda que estamos en etapa  post-apelación está dirigida al inicio de la cadena, de la venta de armas. Entonces, si vemos a un río contaminado, estamos yendo al origen. 


Uno de los argumentos de las empresas demandadas en Boston era que ellos no sabían qué pasa con  sus armas. Ellos, las distribuyen, las venden y no saben y no deben de saber, no se les tendría que señalar como responsable de algo donde están involucrados muchos pasos, muchas personas, criminales... Entonces, decimos ok, como parte de la estrategia, ya teníamos lista nuestra demanda en Tucson que es contra cinco tiendas. Estos son puntos de venta, tiendas en Arizona, estas cinco tiendas, estamos señalando que su negligencia y su irresponsabilidad facilitan el tráfico de armas con un componente adicional. Tenemos información y lo señalamos en la demanda de investigaciones de autoridades estadounidenses que vinculan a armas de dichas tiendas con traficantes del crimen organizado. 


Entonces, va a ser muy interesante la conversación en Tucson, tenemos la audiencia el 22 de febrero. En la que ya sabiendo que PLACA no pide porque hay una presunción de violación a la prohibición de exportación de armas de fuego. Y luego tenemos este componente donde hay mucha más información de que estas tiendas podrían estar involucrada directamente con redes de traficantes. Entonces, si bien Boston, por ser circuitos diferentes, no obliga a la corte de primera instancia en Tucson, sí puede ayudar a la decisión de la jueza en primera instancia en Arizona y eventualmente en la apelación en California, que en el control de armas ya no son tan liberales como lo eran antes. Pero no deja de ser una corte de apelaciones con más sensibilidad a los derechos humanos. 


Patricia: Claro. Wow, el que interesante Alejandro. Y yo he escuchado que no es solo como no saber o no quererse meter por parte de las empresas, sino que incluso hay como un mercadeo ya intencional hacia el mercado mexicano. No sé si nos puedes contar brevísimamente.


Alejandro: Claro que sí. Hay pistolas principalmente diseñadas o con referencias a héroes o líderes de la Revolución. Nosotros presumimos que esas armas no están diseñadas para el mercado estadounidense. Que hay muchas más cosas que queremos obtener en el discovery. Porque cuál sería la pregunta que nosotros tendríamos que hacerle por conducto del juez a las empresas, ¿Qué tal que tus decisiones comerciales de a quien le distribuyes, de cómo diseñas, el tamaño, color o el nombre lo haces pensando en Kentucky o pensando en México? No sé, va a ser interesante ver un correo electrónico que diga fui a tal tienda en la frontera sur de Estados Unidos, está vendiendo armas de este tipo, hay que mandarles más y hay que darles un premio si venden más este mes. 


Ese es el tipo de tesoro que vamos a obtener en la etapa de producción de evidencia. Cómo lograr acreditar nuestro señalamiento de que las empresas no solo son negligentes en la forma como comercian, sino que sabiendo que tienen un mercado ilícito con conectores en México, siguen produciendo, diseñando armas para ese mercado sin tomar medidas para evitar que sus armas salgan de la jurisdicción legal comercial. 


Patricia: Wow, demasiado interesante. Alejandro ahorita va a empezar este proceso en la parte de juicio, digamos en cuánto tiempo más o menos se estima que puede durar. 


Alejandro: Sí, hay un obstáculo que tenemos que superar, seguramente las empresas demandadas recurrirán a la Suprema Corte. No hay seguridad de que la Suprema Corte de los Estados Unidos tome el caso por la decisión de la Corte de Apelaciones en unanimidad, porque está aprovechando una excepción establecido en el estatuto, quizás no resulte del interés de la Suprema Corte. Es un caso muy sencillo que sí tiene trascendencia, pero es muy sencillo jurídicamente. Si la Suprema Corte toma el caso, estaremos viendo para finales de la primavera del 2025 una decisión de la Suprema Corte. 


Después de esto ya bajar a primera instancia y pues quizás las empresas ahora invoquen forum non conveniens. Estamos preparados para seguirlo y lo estamos haciendo paralelo a los juicios otras cosas. Estamos yendo a Europa a señalar en foros multilaterales y con parlamentarios europeos la necesidad de que las exportadoras europeas, fabricantes de armas, que le exporten a Estados Unidos para el mercado civil hagan este downstream due diligence, piensen quién es su consumidor final o uso final. Y si sus armas aparecen en manos de criminales, tendrían que preguntarle al importador a quién se le está vendiendo, estás causando un daño. Estamos yendo a todos los foros para hablar de esta cuestión de responsabilidad corporativa, de cómo las empresas tienen que hacer una evaluación del riesgo y lo pueden llamar de la ignorancia de que ellos producen, venden y no saben qué pasa con las armas. El instrumento que venden, el producto está diseñado para matar, herir y destruir, tendrían que ser extremadamente más cuidadosos con el destino del producto. 


Y por último, hemos recurrido a la Corte Interamericana de Derechos Humanos para solicitar una opinión consultiva, nunca se había hecho para hacer dos preguntas ¿A qué grado la responsabilidad o irresponsabilidad corporativa puede contribuir a la violación de derechos humanos? El derecho a la vida. Y bien, las empresas no están obligados a proteger los derechos humanos, sí forman parte de esta nueva idea de que tienen que evitar que haya violaciones a derechos humanos y más cuando deberían saber si su comercio está dañando a las personas y sus derechos humanos.


Y la segunda pregunta, es una cuestión de acceso a la justicia. Decimos porque no se requiere Estados Unidos, por supuesto, si una ley otorga inmunidades o este tipo de leyes que otorgan inmunidades, no permiten que las víctimas puedan acceder a un remedio judicial, eso es una violación al derecho de acceso a la justicia, contenida en la convención. Esas son las dos preguntas de la opinión consultiva. 


La audiencia fue verdaderamente interesante. Hubo mucha participación de la región y esperamos que la opinión consultiva ayude a avanzar más en la discusión sobre lo que sí pueden hacer las empresas y deberían de hacer. No estamos pidiendo que se acabe el comercio de armas pero si hay comercio de armas que sea responsable, transparente y con rendición de cuentas, y si es para un comercio en Estados Unidos, donde desafortunadamente hay ataques masivos, uso de armas por las pandilla que sucede en su jurisdicción únicamente. Es un problema de Estados Unidos y sus nacionales, entonces no tendría que derramar este problema a otros países.


Patricia: Claro. Wow. Alejandro me parece extremadamente interesante y creativo esta estrategia del gobierno mexicano y además me parece muy inspiradora, porque a veces uno piensa que el derecho es como hacer solo derecho civil o solo derecho penal o solo derecho internacional, y aquí vemos como se mezclan, como uno puede agarrar y hacer una estrategia de derecho internacional, al final porque estás tratando de proteger a tu estado frente a lo que sucede en otro estado, utilizando herramientas de derecho civil. Y me parece realmente fascinante. Muchísimas gracias por tu tiempo y estoy segura que bueno, yo y las personas que me siguen vamos a seguir este proceso para ver qué va pasando, a ver qué es lo que se descubre en ese proceso de juicio. Bueno, si llega o no a la Suprema Corte, vamos a seguir muy de cerca y de nuevo pues felicitaciones por este esfuerzo, realmente me parece increíble. 


Alejandro: Muchas gracias Patricia. Nos estamos enfrentando a una industria muy grande en redes sociales estamos utilizando hashtag #NoMásTráficoDeArmas. Necesitamos más gente hablando del tema, dicen que es una lucha de David v. Goliat, pero vale la pena.


Patricia: Claro que sí. Muchísimas gracias y espero poder hablar contigo en un futuro cuando quizás tengamos nuevas decisiones de las instancias estadounidenses. Ha sido un placer y muchísimas gracias también a ti por conectarte el día de hoy.

bottom of page