top of page
  • Writer's picturePatricia Tarre Moser

¿Qué son los Derechos Humanos?

No importa quién seas, ni dónde estés, tienes derechos humanos. Pero... ¿Qué son los derechos humanos?




Definición de Derechos Humanos


La definición típica de derechos humanos es que estos son los derechos que tenemos todas las personas simplemente por existir, pero me gustaría darte otra definición que se entienda más, o al menos que no utilice la palabra derecho dentro de la propia definición.


Entonces, podemos decir que los derechos humanos son las normas que protegen las necesidades esenciales de cada persona, como la vida, la alimentación o la integridad, así como la posibilidad de participar en la sociedad y desarrollar el potencial que cada persona tiene, como la libertad de asociación, los derechos políticos o el trabajo. Estas normas protegen estas necesidades tan básicas de cada persona.


Características de los Derechos Humanos


Inherentes


Los derechos humanos son diferentes a otro tipo de derechos. Por ejemplo, hay países en los que las personas tienen derecho a portar armas. El derecho a portar armas no es un derecho humano, debe ser reconocido por la ley para que exista. Si la ley no establece que las personas tienen derecho a portar armas, entonces este derecho no existe y las personas no lo tienen. Es la propia ley quien crea el derecho.



En cambio, los derechos humanos no necesitan de ninguna ley, nosotros ya los tenemos desde que nacemos.


Es como el refrán "Cada bebé nace con un pan bajo el brazo", solo que en vez de un pan, trae derechos humanos.


Por esto es que se dice que los derechos humanos son inherentes a cada persona, porque vienen con nosotros y los tenemos para siempre.


Esto implica que la Declaración Universal de los Derechos Humanos y otros documentos similares no nos dieron derechos, simplemente reconocieron algo que ya teníamos.


Universales


Los derechos humanos son universales y aplica a todas las personas por igual. Todas las personas tenemos los mismos derechos, no importa dónde vivamos, nuestra raza, sexo o edad, ni otras características. Todos tenemos los mismos derechos simplemente por ser seres humanos.


Inalienables


Por último, los derechos humanos son inalienables, lo que significa que no podemos renunciar a ellos. A diferencia de otros derechos que pueden ser renunciados mediante contratos, los derechos humanos no pueden ser renunciados.


Esto es importante porque por ejemplo, en el caso de un contrato de trabajo que establezca que no tienes derecho a vacaciones pagas, puesto que las vacaciones pagas son un derecho humano, no se puede renunciar a ellas. Si has hecho esto, ahora puedes demandar a la empresa, ya que esa cláusula es violatoria de los derechos humanos y debería ser nula, ya que tienes el derecho a vacacionar.


92 views0 comments

Comments


bottom of page