top of page

Aborto y Derechos Humanos

Patricia Tarre Moser

29 abr 2024

¿Existe un derecho a la interrupción del embarazo? ¿Qué han dicho los sistemas internacionales de protección y los tribunales nacionales? ¿Cuáles son los argumentos que respaldan la despenalización del aborto y la interrupción legal del embarazo?




Para escuchar el episodio completo dale click aquí


¿Existe un derecho a la interrupción del embarazo? ¿Qué han dicho los sistemas internacionales de protección y los tribunales nacionales? ¿Cuáles son los argumentos que respaldan la despenalización del aborto y la interrupción legal del embarazo?


El aborto forma parte de los derechos reproductivos que se encuentran protegidos por el derecho a la vida privada y la libertad personal. Este derecho incluye la capacidad de decidir de manera autónoma sobre la maternidad, incluyendo la decisión de tener hijos, el momento y las condiciones en que se desean tener.


Por otro lado, el derecho a la salud protege el acceso al aborto, que además es catalogado como un servicio esencial de salud que debe estar protegido, reconocido y garantizado.


En el sistema de Naciones Unidas, el Comité de Derechos Humanos, la CEDAW y el Comité de Derechos del Niño, han fallado en distintos casos a favor de una vida libre de tratos crueles, inhumanos y degradantes para las mujeres, de la no discriminación y la igualdad en este contexto.


Invitada de hoy

Catalina Martínez Coral


Catalina Martínez Coral: feminista nacida en Cali, Colombia. Actualmente se desempeña como Vicepresidenta para América Latina y el Caribe del Centro de Derechos Reproductivos. Es integrante del movimiento Causa Justa y una de las demandantes del fallo histórico que despenalizó parcialmente el aborto en Colombia. Fue litigante de los casos Guzmán Albarracín contra Ecuador y Manuela contra El Salvador ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Hace parte también de la campaña Son Niñas no Madres. Anteriormente trabajó en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos como Especialista de Derechos Humanos. Tiene dos Maestrías en derecho internacional público y relaciones internacionales de las Universidades Paris I Panthéon Sorbonne y el Instituto de Estudios Políticos de París (Sciences Po).


Puedes seguir a Catalina en: https://twitter.com/catamartinezc


¿Qué vas a aprender hoy?


  • Decisiones importantes en el sistema de Naciones Unidas

  • Los estándares interamericanos relacionados con el aborto

  • Decisiones judiciales sobre la interrupción legal del embarazo en jurisdicciones nacionales


Recursos




Transcripción


Patricia: Hola, Muchísimas gracias por conectarte el día de hoy. Mi nombre es Patricia Tarre Moser y esto es Estudia de Derechos Humanos, una plataforma educativa en línea donde tenemos cursos del Sistema Interamericano de Derecho Internacional Público y además hacemos conversaciones sobre temas de derechos humanos. Y eso es justamente lo que nos trae aquí el día de hoy, porque vamos a estar hablando de la interrupción del embarazo y qué es lo que ha dicho, cuáles son los estándares internacionales y nacionales que hay sobre el tema y para eso estoy aquí con Catalina Martínez. Catalina es feminista y abogada, trabajó en la Comisión Interamericana por un tiempo, tiene muchísimos años de experiencia en este tema específico y actualmente es la vicepresidenta del Centro de Derechos Reproductivos para Latinoamérica y el Caribe. ¿Qué tal Catalina? ¿Cómo estás? Muchas gracias por estar aquí. 


Catalina: Hola, Patricia. Muy bien. Muchas gracias a ti por invitarme. Emocionada de tener esta conversación. 


Patricia: Buenísimo. Qué bueno que pudimos agendarla de una vez. Te pregunto yo la primera pregunta y además invito a la audiencia a que cualquier pregunta la pueda hacer en el chat. Catalina ¿Pudiéramos hablar de que actualmente existe un derecho a la interrupción del embarazo?


Catalina: Pues mira, esa es una pregunta que podemos responder desde diferentes ángulos, pero si estamos hablando de derechos humanos y estamos hablando de los estándares de derechos humanos que existen tanto a nivel internacional y regional y en nuestras cortes constitucionales, yo diría que sí existe, porque el aborto hace parte de los derechos reproductivos, de ese derecho a decidir si queremos tener hijos, hijas o no, en qué espaciamiento y en qué momento. Y entonces, al estar incluido el aborto en estos derechos reproductivos y en este derecho a decidir esto sobre nuestras vidas que es tan íntimo, pues lo que han hecho múltiples órganos de derechos humanos en el mundo, sobre todo a nivel internacional, es que han interpretado el derecho en ese sentido para incluir el aborto como una garantía de derechos humanos. 


Y adicional a eso, pues la práctica de estos órganos de derechos humanos ha sido, reiterada, en recomendarle a los Estados que no han despenalizar el aborto o que no lo han reconocido o lo han garantizado dentro de los derechos humanos y derechos fundamentales de los Estados que lo tienen que hacer y que lo tienen que garantizar. Entonces, si es un derecho reproductivo, por supuesto que lo es. Y además de eso, es un servicio esencial de salud reconocido así por la Organización Mundial de la Salud, de manera reiterada también en todo, digamos pues su trabajo, recomendaciones y demás instrumentos. Entonces empecemos por ahí.


Patricia: Entonces para ver si entendí, por un lado está, digamos, dentro del derecho de la salud como como un servicio de salud que se tiene que poder tener acceso cuando sea necesario, cuando se requiera. Y por otro lado, como parte de una autonomía, digamos de una, de una protección a la autonomía pensándolo en sistema interamericano, vida privada y libertad personal, la interpretación que ha dado la Corte en algunos casos, como en Artavia Murillo, por ejemplo, una libertad personal más amplia como esa derecho al libre desarrollo de la personalidad o algo así que se ha desarrollado en algunos tribunales ¿no? Sería como por allí. 


Catalina: Claro que sí. Así es. Por una parte el derecho a la salud, sin lugar a dudas protege el acceso al aborto y por eso mismo es un servicio esencial de salud que debe estar protegido, reconocido y garantizado. Adicional a eso, los derechos reproductivos y ese derecho a decidir si uno quiere o no tener hijos, pues está cubierto por una autonomía y una libertad de decidir sobre nuestra vida, sobre nuestro cuerpo, sobre nuestros proyectos de vida. Y si nos vamos al sistema interamericano y a la jurisprudencia que tiene la Corte frente a los derechos reproductivos que la ha desarrollado en casos no de aborto, pero sí de otros derechos reproductivos, pues por supuesto que diríamos que el aborto está protegido por la vida privada y la libertad personal. 


Patricia: Buenísimo. Ahorita tú mencionaste que diferentes órganos internacionales se han pronunciado acerca del tema. Ya mencionaste la Organización Mundial de la Salud. Pero quería que nos contaras un poquito más de qué es lo que existe internacionalmente, porque sabemos que en el sistema interamericano, pues justo tenemos la primera decisión pendiente ante la Corte. Pero ¿qué ha pasado en otras, en Naciones Unidas o en otros sistemas? 


Catalina: Si yo quisiera volver a un minuto a la Organización Mundial de la Salud, porque más allá de que la Organización Mundial de la Salud lo haya reconocido como un servicio esencial de salud, también ha dicho algo que es muy importante y que quiero que consideremos en esta conversación y es que ha dicho que el aborto no debe ser un delito tampoco. No, no debe estar en los códigos penales precisamente porque es un servicio esencial de salud. Y esa doble naturaleza que ha pasado, digamos, en la regulación en los diferentes estados del mundo en donde tú encuentras el aborto en el Código Penal, pero luego lo encuentras legalizado ya sea por etapa gestacional o ya sea en un modelo de causales, pues está creando múltiples barreras para el acceso, porque entonces tú tienes un una el aborto, que es un derecho reproductivo, un servicio de salud, pero además un delito que están los códigos penales, con excepciones. 


Entonces la Organización Mundial de la Salud ha dicho ya claramente que tenemos que eliminar el aborto en los códigos penales y lo tenemos que regular solo en el ámbito de la salud. Ya luego hablaremos qué implicaciones tiene en el derecho, pero quería dejarlo claro porque es algo que que va a volver reiteradamente en la conversación.


¿Qué han dicho otros órganos de derechos humanos frente al aborto? Tenemos varias decisiones de diferentes comités de derechos humanos de Naciones Unidas. Tenemos la primera decisión de aborto que existió, que es el caso de KL v. Perú, que era el caso, de un adolescente que tenía un embarazo inviable, que su bebé no iba a sobrevivir al momento de nacer. Y además de eso, cuando esto estaba pasando, en Perú existía el aborto terapéutico y pese a que existía el aborto terapéutico, ella no pudo acceder a este servicio de salud. Por supuesto, se va al Comité de Derechos Humanos de la ONU y es el primer caso que se falla sobre aborto. Y en este caso, lo que dice el Comité es que por supuesto, al no garantizarse el acceso al aborto, se le habían vulnerado sus derechos humanos y en este caso específico, lo que dice el comité es que también se le vulneraron varios derechos, entre ellos el estar libre de tratos crueles, inhumanos y degradantes, porque obligar a una persona seguir adelante con un embarazo en esas condiciones, con ese sufrimiento mental de saber que no hay una oportunidad de vida para un futuro bebé que nazca. Pues pone a la persona en una circunstancia de sufrimiento intenso. Adicional a eso, el comité también dijo que se le había vulnerado el derecho a la vida privada y a las garantías judiciales. 


Luego llega o llegan otros casos al comité de la CEDAW, contra la discriminación contra la mujer en donde se desarrollan también contra Perú, otro contra Argentina. El de Perú se llama LC v. Perú, el de Argentina de LMR y lo importante, digamos, del estándar que crea la CEDAW, es que se empieza a plantear el aborto también desde el plano de la no discriminación y de la igualdad. Entonces lo que dice ya la CEDAW es que además de negar el aborto, pues por supuesto es discriminación contra la mujer, porque lo que está pasando es que estás priorizando una expectativa de vida sobre los derechos humanos del ser humano constituido que es la mujer y lo que está primando, digamos, en esa decisión de como de proteger esa expectativa de vida por encima de los derechos humanos de la mujer, pues son estereotipos que existen en nuestra sociedad, como por ejemplo que las mujeres estamos llamadas siempre a embarazarnos y a ser madres como una condición obligatoria social, ¿no? Y que es normal que sea así inclusive cuando tu salud y tu vida está en riesgo porque tienes estás llamada a cumplir ese mandato social. 


Entonces ya nos salimos del plano de la vida privada, de los tratos crueles, inhumanos o degradantes y llegamos también al tema de la igualdad y de quienes somos las mujeres en igualdad de condiciones en una sociedad. Y más adelante y mucho más reciente, el Comité de Derechos de la Niñez también se ha pronunciado sobre el aborto diciendo que el aborto tiene que estar protegido y está protegido por la Convención de los Derechos de la Niñez y en el caso de Camila v. Perú, que también fue fallado, si no estoy mal el año pasado o hace dos años, es un caso en donde  es es muy importante porque lo que hace el comité es que adicional digamos a todo lo que ya se ha dicho sobre el aborto, ya el comité dice que en casos de niñas que quedan en embarazo y que están requiriendo un aborto, en estos casos siempre el aborto debe estar completamente despenalizado, ni siquiera en unas circunstancias excepcionales, sino que en todos los casos, o sea, siendo una niña, siempre tiene que tener acceso a este servicio de salud cuando lo requiera, lo necesite y lo solicite. Entonces, digamos que esto es lo que tenemos a nivel internacional. Muy resumido, por supuesto, pero como para dar una perspectiva general.


A nivel regional en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, si bien no tenemos todavía un caso directamente relacionado con aborto, viene Beatriz y ahorita podemos hacer algunos comentarios sobre el caso de Beatriz v. El Salvador, que va a ser el primer caso de aborto estrictamente de la Corte IDH. La Corte ha fallado ya en unos casos que han sido muy importantes en crear jurisprudencia sobre este tema. Entonces, yo nombraría sin lugar a dudas el caso de Artavia Murillo, en donde por una parte hay un reconocimiento de los derechos reproductivos dentro del sistema interamericano, que es muy claro por la vía privada de la libertad personal y demás. Pero adicionalmente a eso, Artavia nos dejó un estándar muy importante y que ha sido vital para avanzar en la despenalización del aborto en diferentes cortes constitucionales de la región y fue la interpretación que hace la Corte sobre el derecho a la vida en Artavia ¿no? Entonces, pues yo sé que tu audiencia es gente muy conocedora del sistema interamericano, pero para dar como un recordatorio Artavia no es un caso de aborto, sino un caso de unas parejas que no podían acceder a técnicas de reproducción asistida en Costa Rica, precisamente porque existía una prohibición diciendo que todos los embriones que se perdían en la técnica, pues estaba afectando el derecho a la vida, porque, la Convención Americana tenía una formulación del derecho a la vida que decía que el derecho a la vida era desde la concepción. Entonces lo que hace la Corte, que fue muy importante para desarrollar después estándares en términos de aborto, es que lo que hace la Corte es interpretar qué significa ese derecho a la vida desde la concepción. Y la Corte lo que establece es que lo que existe durante el embarazo son unas protecciones prenatales y esas protecciones prenatales que ojo, no son derecho, son protecciones prenatales. Se van digamos, creciendo a lo largo del embarazo. Es decir, no es lo mismo un embarazo de un mes, dos meses, tres meses, cuatro meses, cinco meses a 9. 


Entonces lo que lo que la Corte dice es que esa protección a la vida,  es gradual e incremental y que se va fortaleciendo conforme el embarazo va creciendo. Y esto es muy importante porque ese estándar y esa interpretación del derecho a la vida, lo que ha hecho es que muchas cortes constitucionales alrededor de la región en ejercicio del control de convencionalidad lo han usado para poder avanzar en despenalizar el aborto a nivel ya nacional en diferentes estados. Pues porque por supuesto acá estábamos hablando de una técnica de reproducción asistida, pero si lo pasamos al plano del aborto, es exactamente lo mismo. Es decir, una mujer que quiera interrumpir su embarazo lo puede hacer y digamos que el condicionante o el test que propone la Corte Interamericana, o que han hecho o que ha propuesto las Cortes Constitucionales aplicando el estándar de Artavia, es que lo puede hacer y que va y que va a depender un poco del nivel, digamos de incremento, calidad y gradualidad del embarazo. 


Entonces, esto para decir pues que ese estándar ha sido vital y muy importante. Y lo segundo que yo rescataría es el caso de Manuela v. El Salvador, que es el caso de una mujer que sufre una emergencia obstétrica en una etapa avanzada del embarazo y termina siendo criminalizada, acusada por profesionales médicos de haberse producido un aborto porque en El Salvador hay un contexto de prohibición total. Ya vamos a entrar más ahí. Y yo creo que lo importante acá no es que la Corte haya hablado directamente, digamos, o hayas hecho una recomendación directamente sobre aborto, sino que si reconoce que un contexto de total prohibición del aborto como el que existe en El Salvador, tiene un impacto nocivo en los derechos de las mujeres. Tan es así que, pues, crea este ambiente de criminalización y acusación contra mujeres bajo la única sospecha de que se hayan provocado un aborto. El reconocimiento de ese contexto es muy importante y vamos a ver entonces qué pasa ahora en el caso de Beatriz, que si quieres hablamos un poco de eso. 


Patricia: Y ahí, bueno, me surgieron como varias preguntas y también algunas preguntas en el chat, pero voy a tratar de organizarlas. Lo primero es que para entender de los estándares de Naciones Unidas, entiendo que el único caso que habla como de la posibilidad del aborto en términos más amplios, es el caso de Camila en el caso de niñas, los otros han sido casos donde las circunstancias del caso digamos que el feto era inviable, otros no sé si había riesgo la vida de la madre… ¿Es esto así? O sea, no tenemos un caso de una persona adulta, que quiera abortar sin que esté aplicando algunas de las causales que típicamente o históricamente se han regulado? 


Catalina: No, los casos que tenemos en el sistema internacional son la gran mayoría bajo causales, salvo por, como tú bien lo dices, el caso de Camila, en donde ya hay una recomendación mucho más amplia. Pero sí es cierto que el lenguaje, digamos de recomendaciones de Naciones Unidas, también ha ido progresando. Es decir, antes decían por ejemplo, que inclusive digamos no solo en casos sino también en examen periódico universal, o en recomendaciones que hacen los órganos de tratados a los estados, entonces uno va viendo cómo la recomendación se va a ir, se ha ido ampliando con los años. Entonces antes era despenalizar y legalizar el aborto en las tres causales específicas que son cuando la vida o la salud de la mujer se encuentra en riesgo, cuando el embarazo sea el resultado de una violación sexual o cuando exista una malformación incompatible con la vida fuera del útero. 


Pero ahora uno ve que muchas veces dicen legalizar, al menos en estos casos. Entonces al menos en estos casos, ya nos está abriendo la posibilidad de tener una legalización por etapa gestacional, de tener una despenalización total. Ya la cosa sí se está yendo, o sea, está avanzando a que podamos no solamente tener el aborto como pues en unos casos específicos por un criterio de salud o de integridad personal, sino por un tema de autonomía, , mucho más amplia, que es finalmente yo creo, el goal al que le tenemos que apostar y porque yo creo que además, y entrando un poco al caso de Beatriz, el caso de Beatriz nos mostró,  para quienes tuvimos la suerte de estar en en la audiencia y escuchar, yo creo que el problema, el problema vital de las causales. Y el problema vital de las causales para mí es que la decisión del aborto sigue estando en una tercera persona, sigue estando en una tercera persona que es el profesional de la salud, que va a decidir si hay o no un riesgo para la vida o si hay o no un riesgo para la salud, para que la mujer efectivamente pueda acceder o el funcionario judicial que va a decidir si sí o no puede acceder por violencia sexual cuando hay ese criterio de que tiene que haber una denuncia, pues que además me parece que es exagerada, eso no debería existir. 


Entonces, cuando hay una tercera persona que está decidiendo sobre un servicio esencial de salud y algo que puede sin lugar a dudas, cambiar el curso de tu vida a todos los niveles, pues lo que pasa es que tenemos el riesgo de que se nos vulnere el principio de legalidad. Porque, y vuelvo a Beatriz. Tú veías a dos profesionales médicos, uno que llevaron las litigantes y otro que llevó el Estado. Y ambos estaban haciendo una interpretación del riesgo a la salud que tenía Beatriz para poder acceder a ese aborto. Y claro, en El Salvador hay una prohibición total del aborto, pero tú escuchabas por ejemplo al médico que llevaba el Estado y él lo que hacía era una interpretación de “no, pero es que ella no está en riesgo de muerte”, o sea, por qué le íbamos a prohibir un aborto si ella no estaba en riesgo de muerte?” Lo cual para mí ya de entrada me parece súper problemático, porque es como si el Estado le estuviera pidiendo a la Corte que interprete el riesgo a la salud y a la vida como si la persona tuviera que estar en estado de resucitación para poder acceder a un servicio de salud, ¿no? Que esto va en contra, yo creo, de todos los estándares del derecho a la salud de la Corte Interamericana. Pero luego uno escuchaba al otro profesional de la salud y la interpretación que hacía del riesgo a la vida y a la salud era completamente diferente. 


¿Qué pasa en la práctica? Cuando tú tienes una causal salud o una causal vida y una mujer va a buscar poder acceder a esa causal, pues va a depender muchísimo del profesional de la salud que te atienda y de la interpretación que haga ese riesgo y de esa subjetividad, de esa tercera persona que tú puedas acceder a ese servicio de salud. Entonces, qué garantías tienes que efectivamente vas a gozar de tus derechos cuando tu derecho está condicionado a que una tercera persona con su subjetividad decida qué es un riesgo y que no, no, entonces por eso mismo yo planteo y desde y desde el movimiento de derechos reproductivos planteamos que efectivamente el aborto tiene que estar reconocido de forma amplia, libre y bajo la sola decisión de la mujer como criterio único para poder acceder. 


Patricia: Pero Catalina ahí, y para unirlo un poco con una discusión que se ha planteado en en el chat, porque claro, yo entiendo que históricamente muchos países han regulado el aborto, primero por las causales y luego en algunos ya sea pues eliminado el sistema de causales y pasado como a que sea por etapa gestacional, etcétera. Pero cuando la Corte Interamericana hace este tipo de análisis, hace un test de proporcionalidad ¿no? Y el test varía dependiendo de si tenemos una presencia de una causal, por ejemplo o no y entonces yo te quisiera preguntar en un caso de que es simplemente que la persona no quiere tener un hijo, una hija, en ese momento no considera, no lo considera apropiado, digamos, y siente que dentro de su libertad tiene que poder decidir interrumpir su embarazo ¿Cómo sería el test en ese caso? Es el caso más difícil de hacer el test ¿no? 


Catalina: Muy bien. Mira, como lo hemos propuesto nosotras es de esta forma. Digamos que existe una tensión porque así se ha planteado un poco en la Corte y en las Cortes Constitucionales de que efectivamente existe una tensión en un bien jurídico que se protege pre-natalmente y los derechos de las mujeres y de los seres humanos que están ya constituidos en la Convención Americana. Mi pregunta es ¿existe un delito aborto? Y ese delito aborto tendría quizás el interés de proteger esa vida prenatal ¿cierto? Finalmente, si estamos pensando porque existe el delito aborto es porque, se quiere proteger la vida prenatal. Mi pregunta es para pensar en la idoneidad en el test es ¿efectivamente ese aborto está protegiendo esa vida prenatal, o sea, está cumpliendo con esa finalidad? Y la respuesta es no. O sea, es absolutamente no. Porque el hecho de que exista el delito no está haciendo que las mujeres dejen de abortar. Lo que está haciendo es que las está mandando a la clandestinidad. O sea, una mujer que quiere abortar por la razón que sea, no por su salud, por su vida, etcétera, porque quiso abortar, llega al sistema de salud y le cierran las puertas. Esa persona va a buscar abortar y va a buscar abortar en la clandestinidad, muchas veces se va a encontrar con abortos inseguros. Eso por una parte, no está protegiendo el fin del delito, que es proteger esa vida prenatal. Pero por otra parte, está poniendo en riesgo la vida de las mujeres. 


Entonces, primera cosa si no se está protegiendo el fin, en realidad, pues no diría yo que sea un medio idóneo para proteger. Entonces yo creo que ahí si uno aplicara el test, realmente ese no es el medio idóneo para protegerlo ¿Existe necesidad? ¿Es realmente necesario que exista un delito? No hay múltiples alternativas en un Estado y ahí podemos hablar un poco como del derecho penal, inclusive como última ratio, ¿no? Si el derecho penal es la última ratio de regulación  ¿Qué otros mecanismos le puede proveer el Estado a las personas para que se pueda regular el aborto y se pueda cumplir inclusive con ambas cosas? O sea, garantizar los derechos de las mujeres y aplicar, digamos, por ejemplo, el estándar que tenemos en la Corte Interamericana de Artavia, cierto? O sea, como de poder hacerle una protección gradual incremental a esa vía prenatal, pues hay un montón de alternativas. 


Esto se puede regular en el sector salud, se puede hacer una regulación como está el aborto y entonces con criterios médicos claros de salud pública, etcétera. Aquí en este país vamos a regular el aborto libre bajo la condición, bajo la decisión de la mujer hasta tal periodo de gestación y de ahí en adelante van a existir estas causales. Esto nos estaría regulando un servicio de salud y es otra alternativa. 


Entonces realmente la penalización no, no, no es necesaria. O sea, hay otras alternativas que sin lugar a dudas podrían existir. Y finalmente la proporcionalidad, o sea la criminalización realmente ¿cuál es el impacto de esa criminalización que está pasando con los derechos de las mujeres? O sea, hay un montón de mujeres que están siendo criminalizadas, que están muriendo, que también están viendo sus derechos vulnerados, etcétera. Entonces el impacto realmente es desproporcionado y no hay una proporción. Yo sí creo que hay muchas maneras de aplicar el test para mostrar que efectivamente, la penalización no es primero el el medio y segundo, que hay otras maneras de poder regular y de poder de alguna manera mantener ese interés de proteger la vida prenatal bajo el bajo el estándar de Artavia, que no tiene que ser bajo el derecho penal, que podría ser, por ejemplo, el derecho a la salud. 


Patricia: ahorita estamos hablando de esto, por ejemplo, yo sé que en Colombia hace dos años se logró esta histórica sentencia de la de la Sala Constitucional, la argumentación allí va más o menos en ese sentido. Entiendo que en Colombia mantuvieron la penalización, pero ¿cómo quedó en Colombia la cosa?


Catalina: Si bueno, entonces en Colombia se presentó un caso ante la una demanda de inconstitucionalidad ante la Corte Constitucional, en donde lo que se buscaba era que se declarara inaccesible, inconstitucional el delito de aborto, que se eliminara el Código Penal bajo el razonamiento de que esta penalización estaba vulnerando diferentes derechos fundamentales que teníamos en la Constitución. ¿Qué hace la Corte Constitucional o cuál fue la decisión de la Corte Constitucional? La Corte Constitucional dice sí, la penalización está vulnerando varios derechos fundamentales que tenemos en la Constitución y reconocidos en el marco constitucional colombiano. Estamos negando el derecho a la salud de las mujeres, está vulnerando el derecho a la libertad de conciencia de las mujeres. 


La manera en como la Corte mete todo el tema de autonomía y libertad personal en el ordenamiento colombiano es a través del derecho a la libertad de conciencia. Entonces, básicamente la Corte Constitucional lo que dice es el decidir si cumplir o no un embarazo es una decisión tan íntima, tan personal y tan de conciencia de un ser humano que arrebatarle esa decisión, va en contra de su conciencia o en contra de su dignidad. Entonces, efectivamente, la penalización está vulnerando ese derecho a la libertad de conciencia. Y ese argumento de la Corte me parece muy hermoso, porque finalmente la libertad de conciencia también protege, por ejemplo, a profesionales de salud que objeta en  prestar el servicio, pero ahora también está protegiendo a las mujeres que deciden libremente interrumpir un embarazo en el ordenamiento colombiano. 


La Corte dice también que la penalización como esta está vulnerando el derecho a la igualdad, porque finalmente está criminalizando a mujeres, pero ¿a cuáles mujeres no? Entonces ahí la Corte hace un análisis de interseccionalidad y dice pues finalmente las que están siendo mayormente perseguidas, criminalizadas, las que están, no están pudiendo acceder al servicio, pues son las mujeres que viven en mayores condiciones de vulnerabilidad. Entonces ahí también digamos, hace un enorme análisis sobre la igualdad y finalmente la Corte hace un análisis sobre el derecho penal como última ratio y aplica el texto un poco como yo lo acabo de describir. 


Pero el paso que no hace la Corte entonces es que la Corte dice listo, es cierto que acá,  se está haciendo un mal uso del derecho penal. Esto se puede regular, a través del sistema de salud y las mujeres tienen que tener la posibilidad de tomar la decisión libremente y autónomamente, porque la libertad de conciencia más entonces bajo un criterio de protección incremental progresiva de la vida, lo que la Corte hace es decir bueno, entonces vamos a despenalizar ampliamente, vamos a despenalizar el aborto hasta la semana 24 de gestación y vamos a dejar después de eso las causales que existían, que existen desde en Colombia desde el 2006, sin ningún sin ninguna restricción de tiempo que no hace la Corte. 


La Corte no lo saca del derecho penal, pero lo despenaliza ampliamente. Yo lo que creo y pues mi crítica un poco hacia la decisión de la Corte, siendo una decisión muy importante en una de las mejores que tenemos en materia de aborto, sin lugar a dudas es que la Corte hubiera podido hacer esa misma decisión, pero haber dicho se elimina el delito y se hace una regulación. O sea, se invita a la regulación en el sistema de salud y puede ser exactamente la misma regulación, ¿me entiendes? O sea, puede ser aborto libre hasta la semana 24 y de ahí en adelante las causales, porque finalmente realmente lo que se cae en el test es que el uso del derecho penal no es necesario. Pero la Corte yo creo que un poco por por miedo, por el estereotipo de lo que es el aborto, por la necesidad de como dejar igual hay un mensaje de igual aquí hay algo que está no porque al final de en existencia de un delito que yo te puedo decir, o sea, va estar en desuso en unos años, o sea que quien ¿quién va a llegar a abortar después de la semana 24? Nadie. Si me entiendes como entonces realmente, queda un delito simbólico que va a entrar en desuso, cuando se hubiera podido sencillamente eliminar y haberse regulado de la misma forma en el sistema de salud. 


Patricia: Claro, claro, porque entonces es hasta la semana 24 libre y después es que aplicaría el delito si no caes en alguna de las tres causales. Entonces claro que sería alguien que no tenga ninguna de las tres causales que simplemente quiere abortar y esperó tanto tiempo, ¿no? Que sería muy poco probable que que pase algo. Sí, sí, completamente.  Y en el resto de la región ¿cómo están las cosas? Ya para cerrar, porque sé que nos hemos extendido un poquito más 


Catalina: En el resto de la región, bueno, tenemos a México, que también ha avanzado con diferentes decisiones, tanto a nivel federal como de estados. Yo pues llamaría la atención que la Corte Suprema Mexicana también ha hablado de que existe un derecho a decidir, no, ya lo dijo expresamente en su jurisprudencia. En Argentina tenemos aborto libre hasta la semana 14. Esto no fue una decisión de corte, sino una decisión del Congreso. En Argentina, estamos , ahora en defensa de la ley de aborto en Argentina, por supuesto. En Uruguay también hay una legalización del aborto hasta la semana 12. Hay otros países que tienen despenalización por causales como por ejemplo Perú, Ecuador… Ecuador también está tratando de avanzar con un litigio en el Tribunal Constitucional, pero tenemos, también, seis países que siguen teniendo una penalización absoluta del aborto. Entonces tenemos El Salvador, Honduras, Nicaragua, Dominica, República Dominicana, Haití y Suriname en la región que siguen teniendo una absoluta prohibición. Y bueno, estamos esperando por supuesto, que el caso de Beatriz nos permita avanzar en El Salvador.


Hoy también el Centro de Derechos Reproductivos acaba de interponer un caso contra Honduras. También el caso de Fuasia, ante el Comité de Derechos Humanos de la ONU, para poder avanzar también en la conversación frente a la penalización total se vienen unos casos también liderados por el centro que en el que que están litigando los casos de las niñas no madres, no niñas que fueron víctimas de violencia sexual, menores de 14 años que no pudieron acceder al aborto y ahí hay casos de Nicaragua, de Guatemala, de Ecuador, entonces pues se viene pronto también y nos va a permitir hablar de esto en la región. Entonces, bueno, es una región que si bien sigue teniendo unas prohibiciones complicadas y unas restricciones complicadas no solo en la ley, sino también en la implementación de mucho de lo que tenemos, pues también es una región que está teniendo victorias, que está avanzando. Y también gracias a que el movimiento feminista se ha organizado bajo la Marea verde latinoamericana y está trabajando en diferentes frentes, no solamente en lo legal, sino también en la conversación social y cultural, que finalmente es tan importante, porque las personas tienen también que ir entendiendo y desbaratando los prejuicios y el estigma que existe alrededor de un tema como este. 


Patricia: Muchísimas gracias Cata, por ese panorama regional. Última pregunta. Si a alguien le interesa el tema, ¿qué le recomendarías que leyera, que estudiara? O sea, aquí mencionamos diferentes decisiones, no sé si tienes alguna recomendación que te que te venga a la mente en este momento. 


Catalina: Claro, pues decisiones judiciales yo recomendaría que se lean la la decisión de Colombia, la de la Corte Constitucional que es la C055 del 2022 y ya en términos  internacionales y regionales, pues el caso de KL V. Perú, el caso de Camila V. Perú, el caso de LC V. Perú, el caso de LMR V. Argentina. 

En la Corte Interamericana, pues como ya bien dije, si bien no, no es de aborto, pues está bien que se lean el caso de Artavia Murillo, si ya no lo han hecho Artavia Murillo v. Costa Rica, Manuela v. El Salvador. Hay otros casos de derechos reproductivos de la Corte Interamericana que valdría la pena también revisar, sobre todo por temas de de autonomía progresiva, de niñez y adolescencia, por ejemplo, que eso también se aplica después a estándares de aborto, así no haya sido un caso aborto como el caso de Paola Guzmán Albarracín v. Ecuador. Entonces yo creo que ahí hay un montón de lectura. 


Patricia: Sí. Ya son días y días de tarea. Muchísimas gracias Cata por poder conversar conmigo este tema. Espero que conversemos en alguna futura oportunidad. Y sí, muchísimas gracias. 


Catalina: No, con mucho gusto, con mucho gusto y gracias a ti por invitarme. 


Patricia: No, no, no por nada. Nos vemos en una próxima oportunidad. 

bottom of page